(+34) 688 99 67 98

Trastorno bipolar

Diagnóstico y tratamiento

Las personas que sufren de trastorno bipolar, también conocido como trastorno maniaco-depresivo en textos más antiguos, presentan episodios a lo largo de su vida en los que su humor y su carácter cambian drásticamente, ya sea hacia una depresión profunda, o bien hacia el polo opuesto: lo que conocemos como episodios de manía o hipomanía. Entre un episodio y otro, la persona muestra un humor y comportamiento normales.

Durante un episodio de manía, la persona presenta una gran irritabilidad o bien un humor excesivamente alegre, eufórico, con síntomas tales como energía excesiva, menor necesidad de horas de sueño (insomnio sin sentir cansancio), pensamiento acelerado, verborrea (hablar de forma acelerada e ininterrumpida), sentimientos de grandeza que les pueden llevar a tomar decisiones sin pensar en las consecuencias reales, así como conductas de riesgo (grandes gastos económicos, consumo de tóxicos, conductas sexuales sin protección o atípicas en la persona, etc).

Los casos más graves pierden el contacto con la realidad, presentando síntomas psicóticos como alucinaciones o delirios. Estos episodios son muy disruptivos, y suelen requerir hospitalización.

Los episodios hipomaniacos son menos graves y disruptivos, no requiriendo hospitalización. Por definición, cursan sin alucinaciones ni delirios.

Una vez estabilizado el cuadro, el individuo puede recuperar por lo general una vida normal, siempre y cuando mantenga una serie de precauciones para prevenir recaídas. La prevención de recaídas se convierte en el pilar fundamental del tratamiento, ya que a menor número de recaídas, menor daño cerebral a largo plazo.

Además de proporcionar el tratamiento más adecuado y los controles médicos necesarios, la Dra. Moreno se encargará de fortalecer la autoconciencia del trastorno en la persona, clave en la detección precoz de un inicio de recaída, para así tratarla a tiempo y evitar consecuencias mayores.