(+34) 688 99 67 98

TDAH: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Diagnóstico y tratamiento

El TDAH es un trastorno que comienza en la infancia y se caracteriza por un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad, que afecta a diferentes entornos (p. ej., la casa, la escuela, el trabajo).

Típicamente son niños inquietos, desorganizados, que suelen olvidar o perder pertenencias, que inician tareas pero no las terminan, que interrumpen excesivamente al hablar, o que tienden a tomar decisiones sin pensar en las consecuencias. No obstante, cuando están participando en actividades nuevas o especialmente interesantes, los síntomas pueden ser mínimos o incluso estar ausentes. Algunos de estos síntomas pueden estar presentes en otros trastornos (como el trastorno negativista desafiante, o el trastorno explosivo intermitente, entre otros cuadros), por lo que es importante hacer una buena entrevista y exploración clínicas para no confundirlos. Los test psicométricos también ayudan con el diagnóstico diferencial.

Sin tratamiento, el TDAH en niños se asocia a bajo rendimiento escolar, escasos logros académicos y rechazo social. En adultos, se asocia a menor rendimiento y éxito laboral, mayor absentismo, conflictos interpersonales y mayor riesgo de consumo de sustancias.

Con un adecuado tratamiento, toda esta sintomatología mejora o incluso desaparece.