(+34) 688 99 67 98

Disforia de género

Diagnóstico y tratamiento

Antes de definir la disforia de género, es importante comprender la terminología básica:

Cuando hablamos de “sexo”, nos referimos a las características biológicos que determinan si un sujeto es hombre o mujer (los cromosomas, los genitales…).

Por el contrario, hablamos de “género” para referirnos al rol público (y normalmente el rol legal) que se vive como hombre o mujer. Así pues, el “género asignado” sería la identificación inicial del individuo como varón o mujer, y que ocurre generalmente en el nacimiento.

De este modo, hablamos de “disforia de género” cuando una persona presenta una incongruencia entre el género que le es asignado (generalmente al nacer), y el que siente o expresa y, además, esta incongruencia genera un gran malestar e insatisfacción. Es frecuente que presenten trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, o trastornos del comportamiento, lo cual se relaciona con la falta de aceptación por parte de los demás (rechazo, acoso escolar…) o incluso de uno mismo (sentimiento de culpa, autocompasión…).